Buscar:

viernes, 15 de abril de 2011

Cúmulos Estelares




Un cúmulo estelar, es un grupo de estrellas atraída por su fuerza de graverdad. Existen dos tipos de cúmulos estelares: los cúmulos globulares y cúmulos abiertos (o galácticos).

Cúmulos Globulares 

Dispersos por el cielo hay más de cien cúmulos de estrellas globulares. Estas gigantescas agrupaciones tienen unos quince mil millones de años de edad, tantos como la Vía Láctea. Observadas a través de un pequeño telescopio, parecen pequeñas bolas borrosas, pero instrumentos más potentes (con apertura de 20 cm o más) convierten esas bolas en miles de estrellas. Los cúmulos globulares han sido objeto de observación y estudio casi desde la invención del telescopio. Abraham Ihle encontró el gran cúmulo en Sagitario, al que ahora llamamos M22, en 1665, y en 1786, William Herschel llegó a la conclusión de que, como estos cúmulos tenían manchas, "su formación está compuesta por estrellas". La mayoría de cúmulos globulares, aunque los vemos en nuestra galaxia, no están en ella, pues lo que percibimos es su halo o sus periferias. 
El hemisferio sur es el mejor yacimiento de estos gigantescos y remotos enjambres de vetustas estrellas, una de las cuales, Omega Centauri (un gran cúmulo oval de cientos de miles de miembros), puede verse a simple vista, sobre todo en primavera, desde las zonas más meridionales. 47 Tucanae, quizás el cúmulo globular más bello de todos, reserva su gloriosa exhibición sólo para los habitantes del hemisferio sur. El mejor cúmulo del hemisferio norte es M13, en Hércules. A veintitrés mil años luz de distancia,pero con una anchura de cien años luz, este cúmulo es fácil de encontrar en una cara de la "piedra angular", en Hércules. ¿Cómo sería la perspectiva desde un cúmulo globular? El cielo aparecería poblado por cientos de estrellas brillantes, como Vega, y la noche tendría una luminosidad crepuscular. Sin embargo, la mejor vista, desde los muchos cúmulos globulares, sería, quizás, la del lienzo que forma la Vía Láctea, con sus brazos en espiral extendiéndose para abarcar la mitad del cielo.
Cúmulo Globular

Cúmulos Abiertos o Galácticos
Existen los cúmulos abiertos, o galácticos, llamados así porque están relativamente próximos a nosotros en el disco de la galaxia. Generalmente sólo tienen decenas o cientos de miembros, por lo que podemos verlos claramente. La mayoría de sus estrellas tienen menos edad que nuestro Sol, y algunas son las más jóvenes que podemos encontrar.Las Pléyades (también conocidas como las Siete Hermanas o M45), en la constelación de Tauro, es un famoso cúmulo abierto. En él se pueden distinguir seis o siete estrellas a simple vista y, mediante el telescopio, se pueden ver otras más débiles. No muy lejos de las Pléyades está Aldebaran, el ojo sanguinolento de Taurus el Toro , y un poco más allá, un grupo de estrellas en forma de V, que componen el cúmulo de Hyades, uno de los más "cerrados" de los racimos abiertos. No siempre es fácil separar las estrellas que están en primer o segundo plano, de los verdaderos miembros de un cúmulo. Si, como ocurre con las Hyades, el cúmulo esta suficientemente próximo a nosotros, un buen estudio permite distinguir sus componentes porque se mueven con una velocidad y dirección común. En realidad, el Sol se desplaza por una asociación de estrellas, llamada a veces el cúmulo móvil de la Osa Mayor, que abarca a la mayoría de miembros de esta constelación y a otras estrellas desperdigadas por el cielo, como revela su movimiento rutinario. 
Cúmulo Abierto

Los cúmulos sin embargo no permanecen inalterados indefinidamente, de hecho el cúmulo puede perder estrellas ya que algunas de ellas pueden ser expulsadas del cúmulo debido a las interacciones gravitatorias, sobre todo cuando el cúmulo en su lento vagar por el halo de la Galaxia atraviesa el disco de esta. También pierde estrellas, claro esta, por la propia evolución estelar, cuando llegan al final de sus días. La gran perdurabilidad de los cúmulos globulares se debe a que sus estrellas componentes son  poco afectadas por interacciones gravitatorias externas debido a su elevada masa y densidad del cúmulo, que procura a las estrellas un blindaje contra las perturbaciones gravitatorias del exterior.


No hay comentarios:

Publicar un comentario