Buscar:

domingo, 8 de mayo de 2011

Novas y Supernovas




Las novas son estrellas en un periodo tardío de evolución, se puede considerar que son un tipo de estrellas variables. En apariencia se comportan así porque sus capas exteriores formaron un exceso de helio mediante reacciones nucleares y se expandió con demasiada velocidad como para ser contenida. La estrella despide de forma explosiva una pequeña parte de su masa como una capa de gas y entonces se normaliza. Lo que resta es típicamente una enana blanca y por lo general se cree que es el miembro más pequeño de un sistema binario. Quizás este fenómeno suceda siempre con las novas enanas, que surgen una y otra vez en intervalos regulares de unos cientos de días.


Nova

La explosión de una supernova es mucho más espectacular y destructiva que la de una nova y mucho más rara. Estos fenómenos son poco frecuentes en nuestra galaxia, y a pesar de su aumento de brillo, sólo unas pocas se pueden observar a simple vista. Hasta 1987 sólo se habían identificado tres a lo largo de la historia, la más conocida es la que surgió en 1054 d. C. y cuyos restos se conocen como la nebulosa del Cangrejo.

Nebulosa del Cangrejo

Las supernovas, al igual que las novas, se ven con más frecuencia en otras galaxias. Así, la supernova más reciente, que apareció en el hemisferio sur el 24 de febrero de 1987, surgió en una galaxia satélite, la Gran Nube de Magallanes. Esta supernova, que exhibe algunos rasgos insólitos, es hoy objeto de un intenso estudio astronómico.

Gran Nube de Magallanes

 Los mecanismos que producen las supernovas se conocen menos que los de las novas, sobre todo en el caso de las estrellas que tienen más o menos la misma masa que el Sol, las estrellas medias. Sin embargo, las estrellas que tienen mucha más masa explotan a veces en las últimas etapas de su  evolución como resultado de un colapso gravitacional, cuando la presión creada por los procesos nucleares dentro de la estrella ya no puede soportar el peso de las capas exteriores. A esto se le denomina supernova de Tipo II. Una supernova de Tipo I se origina de modo similar a una nova. Es un miembro de un sistema binario que recibe combustible puro al capturar material de su compañero.

Supernova

De la explosión de una supernova quedan pocos restos, salvo la capa de gases que se expande. Un ejemplo famoso es la nebulosa del Cangrejo; en su centro hay un púlsar (explicado próximamente), o estrella de neutrones que gira a gran velocidad. Las supernovas son contribuyentes significativos al material interestelar que forma nuevas estrellas.

A veces, las novas pueden ser visibles a simple vista. El caso más reciente es la nova Cygni 1975, que apareció el 29 de agosto de 1975 en la constelación del Cisne unos 5 grados al norte de Deneb (a Cygni), y alcanzó una magnitud de 2.0, tan brillante como la propia Deneb.

Nova Cygni
Una supernova es una explosión estelar que puede manifestarse de forma muy notable. Se producen destellos de luz intensos que pueden durar desde varias semanas a varios meses. Se caracterizan por un rápido aumento de la intensidad hasta alcanzar un máximo (mas que el resto de la galaxia) para luego decrecer en brillo de forma más o menos suave hasta desaparecer completamente.

Supernova

Pueden ser estrellas masivas que ya no pueden desarrollar reacciones termonucleares en su núcleo, y que son incapaces de sostenerse por la presión de degeneración de los electrones, lo que las lleva a colapsar y generar una fuerte emisión de energía. Otro proceso más violento aún, capaz de generar destellos incluso mucho más intensos, puede suceder cuando una enana blanca miembro de un sistema binario cerrado, recibe suficiente masa de su compañera como para superar el límite y proceder a la fusión instantánea de todo su núcleo: esto dispara una explosión termonuclear que expulsa casi todo, si no todo, el material que la formaba.

 La explosión de supernova provoca la expulsión de las capas externas de la estrella por medio de poderosas ondas de choque, enriqueciendo el espacio que la rodea con elementos pesados. Los restos eventualmente componen nubes de polvo y gas.  Estos residuos estelares en expansión se denominan remanentes y pueden tener o no un objeto compacto en su interior. Dicho remanente terminará por diluirse en el medio interestelar al cabo de millones de años. Un ejemplo es RCW 86.

RCW 86